Concentración de denuncia de las políticas migratorias tras la muerte de otra persona en tránsito en el Bidasoa

Atala: Últimas Coberturas

Una vez más, consecuencia de la necropolítica migratoria de la UE, en Euskal Herria se ha producido un hecho que tenemos que denunciar desde OEE y Mugak Zabalduz Karabana, así como los motivos que lo han producido. El pasado 20 de noviembre murió una persona en el Bidasoa cuando trataba de cruzar la frontera. Por eso os hemos convocado a esta concentración de denuncia de porque entendemos que ninguna muerte debe quedar sin respuesta.  
Denunciamos que las políticas neoliberales, neocoloniales, de expolio de los recursos de los distintos pueblos del Sur global; las guerras y dictaduras impuestas para controlar estas políticas; o la crisis climática responsabilidad principalmente de los países del Norte global y sus transnacionales, son las causas principales que obligan a las personas a dejar su lugar de origen para poder sobrevivir.
La necropolítica migratoria y de asilo de la U.E. y sus respectivos gobiernos siguen construyendo un discurso basado en la criminalización del derecho a migrar, que justifica el cierre, la externalización de fronteras o los planes de contención migratoria, que provocan la muerte de miles de personas cada año, dentro y fuera de los muros de esta Europa Fortaleza; ya sea en el desierto, en el mar o en los dispositivos de internamiento, retención y/o privación de libertad.
Una vez aquí, las leyes de Extranjería se han convertido en el paradigma del racismo institucional, generando categorías de no ciudadanía y de una mano de obra exportable y desregularizada. El derecho a migrar y al asilo son papel mojado en esta Europa Fortaleza, que sigue vaciando de contenido palabras como Acogida a golpe de normativas excluyentes y a golpe de construir un discurso de privilegios y no de derechos.
Abogamos por la restitución en la práctica del derecho internacional de asilo, por garantizar mecanismos de llegada a todas las personas, así como la abolición de la Ley de Extranjería del Gobierno Español.
Pero Euskal Herria también es parte de esta necropolítica, también encuentran fronteras infranqueables en Irún, tampoco les garantizamos su derecho a migrar y somos parte de los obstáculos que encuentran en su proyecto migratorio cuando transitan por nuestro territorio. Durante el año 2.021 8 personas han muerto por causas violentas intentando cruzar una frontera más de su viaje, y queremos mostrar la indignación que sentimos por la indiferencia y abandono por parte de nuestras instituciones, haciéndose cómplices de estas políticas que matan. Las formas de estas muertes son muchas: ahorcamiento, atropellos de tren, ahogamiento al intentar cruzar el río Bidasoa, etc. y queremos mostrar la indignación que sentimos por la indiferencia y abandono por parte de nuestras instituciones, haciéndose cómplices de estas políticas que matan.
Esto hace que hayamos decidido no permitir que ninguna muerte violenta más quede sin respuesta y salir a denunciar estas atrocidades cada vez que tenga lugar una muerte violenta.

 

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter