EtorkiZUn Kalejira migrante. ¡Abajo las murallas!

Atala: Últimas Coberturas

Una Kalejira denuncia en Iruñea la criminalización de la migración.
Organizada por varios colectivos, la kalejira ha denunciado este mediodía que nunca las migraciones han estado tan criminalizadas como ahora. Con el lema “Abajo las Murallas” recuerdan un movimiento de finales del siglo XIX que con ese lema pretendieron que al derribar las murallas medievales de algunas ciudades, acabarían con la segregación que estas provocaban.

MANIFIESTO:

El 18 diciembre celebramos el día mundial de las personas migradas, y lo celebramos entendiendo las migraciones como una realidad, como una necesidad. Las defendemos como un derecho legítimo a la libre movilidad y a decidir dónde y cómo queremos vivir. La migración es una realidad imparable que ni muros más altos, ni leyes racistas detendrán. Gracias a ella hemos podido sobrevivir y construirnos cultural y económicamente durante miles de años.

¡Abajo las Murallas! Fue la consigna que aglutinó a un movimiento civil y político que desde finales del siglo XVIII y principios del XIX se extendió por todo el Estado Español exigiendo el derribo de las murallas medievales en sus principales ciudades.

Aquellas viejas murallas, ya no cumplían la función defensiva para la fueron creadas, se habían convertido en un muro de división que encorsetaba a las ciudades, que impedía una necesaria y moderna expansión urbanística y que segregaban las ciudades en dos partes: intramuros, población asentada durante generaciones y extramuros, nuevas generaciones de gentes que se habían ido aposentando.

En 1915, ¡por fin! Pamplona obtuvo licencia para derribar sus murallas. La ciudad se echó a la calle a celebrarlo por todo lo alto. Un estruendo de dinamita volando los muros dio lugar a una fiesta llena de cohetes y alegría popular. Pamplona se abría a la modernidad, a la inclusividad y a un nuevo futuro mejor.

Hoy un siglo después volvemos a enfrentarnos a los muros, a las murallas, que segregan la humanidad.

Migrar nunca ha sido tan peligroso ni ha estado tan criminalizado. Vivimos en la era con más fronteras y mayor control de la movilidad de la historia, estos espacios fronterizos se redefinen constantemente, externalizándose y basando su control en la violación de derechos.

Hoy en día existen Murallas físicas: las fronteras asesinas, las murallas de los CIES y las cárceles, las murallas invisibles de los barrios segregados en nuestras ciudades, murallas de desigualdad económica y de derechos…
Existen Murallas legales, expresadas en el Racismo institucional que toma forma en Políticas Migratorias y leyes de extranjería.
Existen asimismo Murallas mentales, el racismo no es una cosa del pasado, sino algo estructural que sostiene el sistema de desigualdad, que sigue funcionando y haciendo categorías jerárquicas en la sociedad: que nos segregan entre las de aquí y las de fuera, entre el nosotras y las otras, entre gente blanca y la racializada.

Llevamos años con escenarios atroces: Grecia se ha convertido un campo de refugiados gigante, países balcánicos como Hungría o Serbia se han convertido en bosques de tortura, el Mediterráneo se ha convertido una fosa común con miles de muertos, lo mismo que los desiertos de Libia y Sahara, hay países que se han convertido en una frontera europea externalizada con verdaderos centros de concentración. De esta manera Europa puede negociar acuerdos de Vergüenza e impedir que lleguen a su territorio alejando el drama y las vulneraciones de los derechos humanos de los que es responsable y cómplice.

Celebramos este año el día de las personas migrantes mirando a las Islas Canarias, a unas islas que pertenecen al continente africano, pero donde se prohíbe la entrada a su gente. Unas islas que alojan millones de turistas, pero no quiere alojar a quienes considera migrantes. Nos hace visible las reglas de juego; El derecho de migrar en siglo XXI depende cuánto dinero tengas.
Es indignante e inaceptable la tragedia de personas migrantes en siglo XXI. Pero a la vez un siglo después de la movilización “Abajo de las murallas” un nuevo movimiento mundial, insumiso, desobediente, se rebela contra la condena perpetua a la desigualdad de derechos y oportunidades en función del lugar de nacimiento o del color la de piel. Un movimiento que se alza contra la segregación planetaria entre mundo enriquecido y mundo empobrecido y despojado. Un movimiento emancipador que de nuevo se revuelve contra las “murallas”, derribándolas de facto, ¡¡saltándolas!! Son La lucha de las personas migrantes que con su lucha derriban murallas y nos abren de nuevo a todas, un futuro mejor, un mundo más justo y humano.
Hoy su la lucha de libertada de movimiento nos emplaza a todas. ¡Porque las murallas ya no cumplen su función!
Todas junto al movimiento migrante.
¡ABAJO LAS MURALLAS!

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter