#LasGuerrasEmpiezanAqui GipuzkoaSAPAssport

Atala: Últimas Coberturas

La Karavana Mugak Zabalduz sigue caminando por Euskal Herria.
Este sábado 18 de julio han promocionado el “Gipuzkoa SAPAssport” poniendo en valor este atractivo turístico y mostrando a la ciudadanía la gran oferta de material armamentístico producido por SAPA y otras empresas vascas.
Sabemos que en Euskal Herria se fabrican y se exportan armas que tienen como destino los múltiples conflictos, Y mientras continúen los conflictos en esos países, los y las refugiadas seguirán sin tener otra alternativa. Y estos conflictos, en parte, persisten porque se les alimenta desde Europa con armas que acaban en países como Siria, Yemen, Kurdistan, Palestina…asesinado y destruyendo vidas humanas.

EUSKAL HERRIKO ARMAGINTZARI STOP
SAPAk ekoiztu, Turkiak eraile eta Kurdistan suntsitu

Vemos la fabricación y tráfico de armas como algo lejano. Sin embargo, en ocasiones las empresas más importantes de armamento se ubican cerca de
nuestras casas y son financiadas con parte de nuestros impuestos, bajo el
velo de la producción civil, crean muerte y destrucción a miles de kilómetros
de aquí y provocan migraciones.  Cerca de 100 compañías afincadas en
Euskal Herria centran sus actividades en el ámbito armamentístico.
Empresas vascas como principales productoras de los sectores militares
españoles son: Aernova e ITP en el aeroespacial; SENER en misiles y
electrónica militar y SAPA. El material armamentístico producido por las
empresas vascas va destinado, principalmente, a los ministerios de defensa
y Fuerzas Armadas del Estado español, EEUU, Turquía, Arabia Saudí,
Marruecos, Israel, Yemen y Siria. Países que matan y cometen graves
violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario en
conflictos, como en Yemen, Kurdistan o en los Territorios Palestinos.
SAPA hace negocios con la guerra. Es una empresa dedicada principalmente
a la producción militar, con millonarios contratos. Se trata, según distintos
informes, de la sexta compañía a nivel estatal en el subsector de
“armamento”. En su catálogo de productos figura artillería eficiente con
alta efectividad de disparo, los carros de combate, cañones y blindados en
general, mientras que entre sus clientes está nada más y nada menos que el
ejército de Estados Unidos de América. Gracias a los avances tecnológicos
de SAPA, los carros con bandera americana podrán moverse más rápido a la
hora de golpear a alguno de sus objetivos en cualquier parte del planeta.
El carro de combate Leopard que dispone de tecnología de SAPA, fue usado
en la guerra de Kosovo y Afganistán y fueron adquiridos por países como
Qatar y Turquía que a su vez están implicados en la guerra contra Siria, o
“el helicóptero Tigre (de apoyo y destrucción) fue usado en la guerra contra
Afganistán. Tienen de todo para destruir.
Además, han vendido “vehículos blindados de combate, armamento para
ejércitos” o munición a países como Alemania, Arabia Saudita, Estados
Unidos, Indonesia, Omán, Reino Unido y Suiza. Contribuyen con la
producción militar a las ofensivas terrestre y aérea que realiza Turquía
contra la población Kurda, matando y ayudando a la exterminación de este
pueblo. También han contribuido exportando material de guerra a Arabia
Saudí, que mata a la población de Yemen.

Este año y por valor de 2.100 millones de euros, junto con Indra Sistemas,
Santa Bárbara Sistemas, y Escribano Mechanical & Engineering se van a
ocupar del suministro de 348 Vehículos de Combate sobre Ruedas (VCR)
8x8. Van a dar respuesta a todas las necesidades Ejercito de Tierra y del
Ministerio de Defensa.
La guerra es destrucción. Además, en las guerras el heteropatriarcado se
multiplica exponencialmente hasta el infinito convirtiendo los cuerpos de las
mujeres en campos de batalla y en parte del botín de guerra. La violencia
extrema contra las mujeres forma parte de la estrategia de destrucción
total del enemigo. A pesar de la terrible violación de los derechos humanos
que supone, esto no parece importar a los responsables de tanta barbarie.
La fabricación de armamento no conduce a la paz, y si se fabrican armas,
tarde o temprano terminarán utilizándose. La administración pública tiene
un importante papel que cumplir en el impulso a políticas de conversión de la
producción militar en producción civil, salvarguardando los puestos de
trabajo. Hay argumentaciones de sobra para llegar a la conclusión de la
necesidad de dejar de producir para la guerra.
No somos cómplices de esas políticas asesinas, nunca estaremos de parte de
quienes destruye vidas. Seguiremos denunciando sus políticas que matan o
empobrecen. Seguiremos exigiendo a nuestros Gobiernos un modelo social
que anteponga la vida a los intereses del capital, con un reconocimiento
pleno de derechos y garantías sociales para todas las personas. Son
necesarias ya medidas administrativas y económicas, dirigidas a asegurar la
protección de todas las personas.
DERECHOS PARA TODAS !!!!
Inor ez da ilegala !!!
Kurdistanekin elkartasuna !!!
Gastu militarrak gastu sozialetarako !!!!

Karabana Mugak Zabalduz,

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter