III. Aniversario de martes al sol

Publicado en Últimas Coberturas

Cumplimos 3 años frente al palacio de la diputación en defensa de los derechos sociales, tres años de asamblearismo, de dinámicas en conjunto, de lucha social y política frente a los recortes en materias sociales y de libertades. Unas veces estando más activas, otras más pausadas, pero siempre con ese punto de dignidad de una lucha y unas reivindicaciones que se saben justas. Siempre, cada primer martes de mes, resistiendo, organizándonos y poco a poco abriendo una grieta en ese gran muro de un régimen navarro que ahora empieza poco a poco a desmoronarse.

Se está dando un cambio en el escenario político, un cambio que vivimos esperanzados y vigilantes a partes iguales. La situación actual no nos permite bajar los brazos y esperar las decisiones de nuestros gobernantes. Los movimientos sociales, quienes conocemos la realidad de primera mano, tenemos que ser parte activa de ese cambio exigiendo con nuestra lucha propuestas de calado en materias sociales y laborales. Es hora de un cambio radical y profundo que palie la situación de pobreza de miles de familias y vecinas de nuestra comunidad, pero también de un cambio que luche contra un sistema injusto e insolidario como el capitalista que nos han llevado a esta situación actual. Nos comprometemos con ello, vamos a seguir impulsando desde la calle, desde la asamblea, desde espacios comunes como el del “Martes al sol” la creación de un nuevo escenario más justo y solidario... Era urgente, sigue siendo urgente.

La pobreza derivada de la falta de un empleo digno, de unas ayudas sociales proporcionales a las necesidades familiares e individuales de cada persona y la imposibilidad de tener un techo bajo el que cobijarse entre otros siguen siendo problemas de primer orden. Todo ello a pesar de interesadas y manipuladas salidas a la actual crisis capitalista. ¿Qué tipo de salida es esta donde se pasa de ser parado y pobre a tener un empleo parcial o temporal que impide seguir pagando las facturas de la luz, el agua o el alquiler de un techo? ¿Se puede hablar de salida social a la crisis o si quiera de brotes verdes cuando más de la mitad de la gente desempleada no cobra prestación alguna o el empleo que ahora se crea es de peor calidad, menos seguro y de una duración media que no llega a los 30 días?
La verdadera salida a la actual situación exige medidas sociales y laborales en un prisma totalmente diferente a los que se manejan desde despachos y consejerías. Tenemos que apostar por el reparto del empleo reduciendo la jornada laboral, adelantando la edad de jubilación y prohibiendo las horas extras; debemos asegurar a cada persona un techo digno bajo el que cobijarse y donde poder desarrollar su proceso vital con seguridad y en condiciones de habitabilidad optimas ( la luz, la calefacción o el gas deben estar siempre garantizados ), todas las personas independientemente de su situación administrativa deben recibir una prestación social que les asegure no caer en la exclusión social y la pobreza; el cuidado de nuestros familiares dependientes así como de nuestros mayores deben estar garantizados mediante ayudas y recursos públicos; y así un largo etcétera de derechos sociales que deben ser la punta de lanza de ese cambio tan anhelado y necesario para una mayoría social que ahora solo percibe en su futuro inmediato paro y pobreza, en el mejor de los casos precariedad y penurias.

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter