Concentración ruidosa antirracista para denunciar las declaraciones xenófobas de Enrique Maya.

Publicado en Últimas Coberturas

La coordinadora antirracista de Nafarroa, ha convocado hoy una concentración ruidosa antirracista para denunciar las declaraciones xenófobas de Maya. Coincidiendo con el pleno del Ayuntamiento de Iruñea donde finalmente y a pesar de las artimañas de UPN, se ha aprobado la reprobación del alcalde de Iruñea, Enrique Maya por sus declaraciones xenófobas.
Decenas de personas se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento para denunciar las declaraciones xenófobas del alcalde, y han realizado una cacerolada denunciando que “el representante institucional de nuestra ciudad incite al odio al diferente por el hecho de serlo es una grave irresponsabilidad” y emplazando al alcalde a que “rectifique y apueste por una sociedad diversa, multicultural, inclusiva, pacífica y que busque la igualdad frente a la exclusión”.
Mientras en el pleno, la oposición del Ayuntamiento de Iruñea ha reprobado al alcalde por sus declaraciones xenófobas, con el voto «in extremis» del PSN, que horas antes había anunciado que no iba a apoyar la propuesta presentada por EH Bildu y Geroa Bai a cambio del apoyo de UPN a la reforma laboral que finalmente no se ha consumado.

MANIFIESTO
Las instituciones públicas y quienes las representan tienen el deber moral de fomentar
sociedades cohesionadas favoreciendo la igualdad de oportunidades y una ciudadanía en igualdad de derechos, libre, participativa, diversa y multicultural, prestando especial atención a las personas y colectivos vulnerables.

Con sus recientes declaraciones, Enrique Maya ha dado varios pasos de gigante en sentido opuesto, fomentando la discriminación hacia las personas más vulnerables, niñas y niños a quienes por su color de piel, lengua, origen o procedencia estigmatiza como presuntos delincuentes. Realiza un discurso xenófobo, falso por añadidura, que vincula origen, procedencia o rasgos físicos con delincuencia y marginación, situando bajo sospecha a las miles y miles de personas que conviven con nosotras enriqueciendo nuestra sociedad, en teoría con todos sus derechos en vigor como parte de la ciudadanía.

Frente a la riqueza cultural, Maya propone el “multiculturalismo del miedo”, la fisonomía de la sospecha, dando una patada en el estómago a la labor que, durante muchos años, colectivos y otras instituciones han realizado en favor de la cohesión social aportando una visión positiva de la creciente e imparable diversidad.
Que el representante institucional de nuestra ciudad incite al odio al/ a la diferente por el hecho de serlo es una grave irresponsabilidad. A las mayores dificultades que la ciudadanía de otro origen tiene a menudo: trabas administrativas, desarraigo familiar, de clase, de pobreza y exclusión, Maya les pone una zancadilla más, a cambio, suponemos, de rascar unos míseros votos con un discurso de ultraderecha que únicamente puede conseguir avivar la llama de futuros conflictos y fomentar la competencia entre las capas más desfavorecidas de la sociedad.

Frente a una sociedad conservadora, homogénea, monocultural, xenófoba y conflictiva, solicitamos al sr. Maya que rectifique y apueste por una sociedad diversa, multicultural, inclusiva y pacífica, que busque la igualdad de oportunidades y no la exclusión y marginalidad del o la diferente.

¡MAYA DIMISIÓN!

 

 

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter