Acción de Mugitu! el día de la huelga mundial por el clima.

Publicado en Últimas Coberturas

En la madrugada del día de la huelga mundial por el clima, el movimiento de desobediencia al TAV Mugitu! ha querido manifestar su apoyo a la convocatoria realizando una acción en la que se ha denunciado al TAV como la infraestructura que mas ahonda en la crisis ecológica global que estamos padeciendo y que si no lo remediamos, nos conduce a un colapso planetario de consecuencias inimaginables. Recientemente se ha anunciado que el TAV en Navarra será rescatado con 145 millones de € provenientes de los fondos europeos post Covid.
El escenario de la acción ha sido el muro que separa Barañain de Etxabakoitz, barrio este que la semana pasada ha sido designado definitivamente como lugar de emplazamiento de la estación del TAV de Iruñea.
Integrantes de Mugitu! Mugimendua se han descolgado de lo alto de este muro de 11 metros de altura y han realizado una pintada de grandes dimensiones con el lema KLIMA SOS, TAV EZ.

Comunicado:

EL TREN DE ALTA VELOCIDAD CONTRIBUYE AL CALENTAMIENTO GLOBAL

Aunque sus defensores afirmen  que  es ecológico una serie de datos prueban justo lo contrario. De hecho podemos afirmar que el TAV le es simpático al cambio climático. Veamos:

El TAV ha dado al traste con cientos de hectáreas de bosques  autóctonos y valles refugios de bio-diversidad y sumideros que tragaban las emisiones de CO2. La maquinaria utilizada en la  elabo-ración del cemento  para la construcción de la plataforma,  túneles, y pistas  a lo largo de sus 400km ha emitido y emite sin cesar  grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera. Asimismo,  la extracción y el transporte de piedras y hierro, componentes del hormigón, ha con-tribuido también  a la emisión de ingentes cantidades  de  gases de efecto invernadero.

Una vez puesto en marcha el TAV no es menos contaminante. Su consumo energético a 300km/hora es el equivalente al de una ciudad de 25.000 habitantes. El aumento de la velocidad hace crecer exponencialmente  la demanda energética.  Esta es alimentada por centrales nuclea-res y centrales térmicas de ciclo combinado como las de Castejón, las cuales emiten grandes can-tidades de CO2 a la atmósfera, provocando la lluvia ácida. Además su refrigeración contribuye  al calentamiento de las aguas del río Ebro.

Los polígonos solares y eólicos en funcionamiento y los  proyectados también alimentarán el AVE de rapiña. Ellos también destruyen e industrializan espacios naturales y agrarios.

El calentamiento global es la consecuencia  directa del capitalismo tecno-agro-industrial, y el TAV su icono. Ambos destruyen la imprescindible biodiversidad. Aún no han terminado el TAV.  Estamos a tiempo de pararlo y evitar así la destrucción del territorio.  Luchando contra el TAV y contra el modelo social que lo impulsa luchamos contra el cambio climático.

 

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter